2 jun. 2009

Quistococha


Nos indican que desde la Plaza de Armas salen los autobuses hacia Quistococha y encontramos que hay una parada militar de los tres ejércitos, bomberos y voluntarios. Nos quedamos curioseando. Izan la bandera de Perú, y suena el Himno Nacional; después izan la de la Región de Loreto, con su Himno y, finalmente, la de Iquitos, con el suyo. Nos enteramos que, los días festivos, en cada ciudad se hacen estas paradas militares.

Se despejan los alrededores de la plaza y empiezan a circular los vehículos, entre ellos las ruidosas moto-taxi. Llega el bus y, en veinte minutos, nos deja en el Complejo Turístico de Quistococha, situado a 14 kilómetros al sur de Iquitos.


Este Parque Natural ocupa un espacio de 369 hectáreas de bosque amazónico, abrazando a la Laguna Quistococha; ésta tiene una playa artificial de arena blanca, lugar de esparcimiento y ocio donde no faltan niños jugando y muchas personas tomando el sol.

En el interior del Complejo Turístico hay un zoológico con animales oriundos de la zona: mamíferos, aves, reptiles, anfibios y peces.





Y en una piscina, de pequeñas dimensiones, hay un delfín de río.


El lugar también es usado para importantes trabajos de investigación, conservación y reforestación.

Es la hora de comer y vamos al restaurante. Hay una gran barbacoa asando carne. Nos acercamos. Hay lagarto y otra carne que no reconozco. En estos casos, no hay nada mejor que una buena ensalada y un trozo de pollo.


Después, pasamos por el Centro de recuperación de animales donde, en brazos de una cuidadora, hay un bebé de oso perezoso; a su madre la mataron. Me falta tiempo para pedirle que me deje abrazarlo y le doy las bayas que me proporcionan, hasta que se queda dormido entre mis brazos.



Al salir del Complejo, hay varios tenderetes donde también tienen la barbacoa encendida y vemos en un recipiente, a los "gustosos" suris (gusanos fritos).


Estos días en la Amazonía peruana no hemos podido comer nada de lo que no entrara en nuestro "menú cultural"; cuesta mucho.

Regresamos a Iquitos y pasamos la tarde-noche entre el alojamiento y la Plaza de Armas. Ha estado lloviendo bastante y el calor es sofocante.

Nuestra ruta continuará mañana, que volaremos a Lima donde enlazaremos con otro vuelo hasta Arequipa.


Anotación:
No hemos visitado ninguna comunidad nativa, de las que viven en la selva. Los que están cerca, "se han subido al dólar" -según nos comentan- y cobran por cualquier cosa; y visitar a los que son "más auténticos" implicaría muchas horas o días de navegación hasta llegar a ellos, tiempo que no disponemos.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Si quieres, deja un comentario. Te responderé a la mayor brevedad posible.
¡Gracias!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...