1 sept. 2009

Cruzando el Sahara argelino


Mientras estamos desayunando en el Caravanserai, se acerca Alí y nos dice que está a nuestra disposición durante el tiempo que estemos en Tamanrasset. Al primer momento nos quedamos sorprendidos, pues nuestra relación con él sólo era para el circuito, pero ya sabemos... así son los hombres del desierto.


Como el sol se ha levantado con mucha energía, le pedimos que nos acompañe hasta la ciudad para comprar los billetes de bus hacia Adrar, situada a 1200 Km. de distancia, ¡vamos a hacer la Transahariana! Saldremos a las nueve de la noche, así que hemos de comprar algo para comer durante el trayecto, pues sólo pararemos para lo justo.

El resto del día remoloneamos a resguardo del calor en el Caravanserai hasta las ocho en que vuelve Alí a recogernos para llevarnos a la parada de autobús. En el momento de despedirnos del director del alojamiento, nos entrega un documento con nuestros nombres, número de pasaporte y varios sellos, en el que certifica que hemos estado alojados aquí y que hemos hecho con la Agencia M'Zab Tours un circuito. Nos explica que es por si hubiera posibles controles de policía, para que sepan que no hemos estado "desamparados" por el país.

Subimos al coche y, además de Alí, viene con nosotros el propio director del Caravanserai. Nos despedimos cordialmente y se van, mientras quedamos esperando la salida del autobús. Entre subir pasajeros, paquetes (no lleva maletero), vendedoras ambulantes, sobra gente, falta gente..., salimos a las nueve pasadas.

El viaje es aburrido. No podemos disfrutar del paisaje, pues ya hace horas que ha anochecido y la carretera parece hecha con tiralíneas.

Estamos dormitando y el autobús se para. Los pasajeros empiezan a bajar. Son las tres de la madrugada. Creemos que estamos en algún lugar para descansar, pero nos damos cuenta que, delante nuestro, hay una larga hilera de coches, camiones y autobuses parados con el motor apagado. Pasan los minutos y no hay señales de movimiento. Entonces decido preguntar. Estamos a las puertas de una población y un control policial no deja pasar más allá -por seguridad- me dicen. Seguridad ¿de qué? Es zona por la que se mueven terroristas y pueden asaltar a los vehículos. Estaremos aquí hasta que amanezca.


A las cinco nos ponemos en marcha en un tedioso trayecto sin ver ni una señal de vida.

Cruzamos una tormenta de arena (siroco). El cielo se torna de color amarillo-anaranjado, tapando el sol violentamente y llegamos a las 9:30 h. a In Salah (عين صالح Aïn Salah, en árabe), parando en un cruce de caminos frente a varias cafeterías. Las calles que tenemos a nuestro alrededor están invadidas por la arena del desierto; sigue soplando el vent de sable y parece una ciudad fantasma.

In Salah es una ciudad - oasis en el ccorazón de Argelia, que una vez fue un vínculo comercial importante de la ruta trans-sahariana de caravanas.

En el área que rodea In Salah se ubican algunos de las más grandes reservas de petróleo y gas de Argelia, como así también sus plantas de procesamiento.


Fuente: EPCengineer

El nombre In Salah proviene del término "buen manantial", aunque el agua es conocida por su sabor salado, más bien desagradable.

La ruta sigue por Reggane y otras pequeñas poblaciones hasta que, a las 15:45 h. llegamos a Adrar, capital de la wilaya (provincia) del mismo nombre, situada en un oasis de la Régión du Gourara.


Estamos muy cansados y acalorados. Decidimos no seguir hasta Timimoun y descansar lo que nos queda de tarde.

La ciudad ha cambiado mucho y no sé orientarme, a pesar de que he estado cuatro veces; pregunto a dos señoras, que vienen de frente, dónde está el hotel Timi. Me comentan que ha cambiado el nombre y que se llama Hotel Touat y en vez de indicarnos, nos acompañan hasta la misma puerta, siendo dirección contraria a la que ellas iban. Está situado en uno de los costados de la plaza principal.


Al fondo el hotel Touat

Después de una refrescante ducha salimos a pasear por la ciudad. Hoy es uno de los muchos días que el cielo está cubierto con el polvillo en suspensión de la arena del Sahara y va a deslucir la caminata.

La Grand Place está muy cambiada: la han reurbanizado poniendo palmeras, las calles están asfaltadas con una amplia acera. Los edificios, siguen pintados en color rojo y blanco, tal como es tradición en los pueblos y ciudades de la Régión du Gourara.


Al día siguiente, después de desayunar, nos dirigimos a la parada de autobuses y nos dicen que desde aquí no salen los buses hacia Timimoun. Entre uno y otro, nadie nos acaba de decir exactamente dónde es. Caminamos hacia donde nos ha indicado más de una persona y encontramos a un policía regulando el tráfico. El lugar ha de ser por aquí, pero no se ve ningún bus y le pregunto al guardia. ¡Me dirige a la parada de dónde venimos!

Estoy confusa. Tan sólo nos separan 200 Km. de Timimoun; es la segunda ciudad, después de Adrar, y nadie sabe de dónde salen los buses y nos recomiendan que vayamos en un taxi colectivo, pero no está en nuestros planes.

Vamos a la parada de taxis, para pedir información, y enfrente hay una gasolinera. Me dirijo a preguntarles si saben dónde están los dichosos buses y uno de los empleados se ofrece a llevarnos en su coche. Durante el trayecto nos pregunta de dónde somos, y se lo digo. Y responde: - Yo tengo una amiga en Barcelona que se llama Mercè y me parece que eres tú. Lo miro perpleja, pues no recuerdo para nada su cara. Resulta que es primo de mis amigos y lo conocí en uno de mis anteriores viajes, pero como ha cambiado mucho, ¡cualquiera lo reconoce! Total: saludos afectuosos, cómo está la familia, los hijos..., etc.

Llegamos a una parada y allí le dicen que el bus ya ha salido y que vaya a otra. Por lo visto hay varias compañías que hacen el trayecto, por eso a cada uno que preguntábamos nos mandaban a un sitio diferente. Por fin encontramos uno que saldrá en tres horas. Dejamos en la oficina el equipaje, él regresa a su trabajo y nosotros damos un largo paseo por la ciudad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Si quieres, deja un comentario. Te responderé a la mayor brevedad posible.
¡Gracias!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...