4 mar. 2010

Bukavu (IV): Centro Heri Kwetu y visita a la Base uruguaya de la MONUSCO


Seguimos el programa previsto por el misionero y llegamos a Heri Kweto, centro multifuncional dependiente de la Compañía de María, situado en Kavumu, uno de los barrios más pobres y marginales de Bukavu.

La directora, María Teresa Sáez, una religiosa gallega que ya lleva casi 50 años en el Congo, nos acompaña a ver los diferentes espacios que componen este lugar de acogida a unos 2.000 niños y jóvenes con discapacidades sensoriales, físicas, psíquicas y niños de la calle.


Cuenta con una escuela donde se imparten cursos de primaria, de un internado para los niños que vienen de muy lejos y de un pequeño dispensario médico. Hay también una gran sala con aparatos vetustos, para hacer rehabilitación; otra, con materiales algo más modernos para niños y bebés, que les ayudan a estimular su psicomotricidad.

Entramos en el taller de costura, donde chicos y chicas cosen, bordan mantelerías o sábanas por encargo y, otros, hacen pequeñas muñecas de trapo rellenas de serrín.




Muñequita hecha en Heri Kweto cuidando mis libros

De regreso al hotel pasamos por una pequeña casa que hace las veces de escuela, donde una veintena de personas adultas se preparan para obtener el título de bachiller. Éstas son personas sin recursos económicos, pero con potencial para tener el título que les abra las puertas de su futuro. También es uno de los proyectos del padre Donato: él paga a los profesores.

Son ya las tres de la tarde y nos despedimos en la puerta del hotel. El misionero tiene una reunión y quedamos mañana por la mañana para continuar las visitas.

Por la tarde, vamos en taxi a la Base uruguaya de la MONUSCO, atendiendo la invitación que nos hicieron ayer. Hablamos con el soldado de guardia y nos comunica que quien nos invitó hoy tiene el día libre, pero llama a un oficial y nos enseña las instalaciones. (Está prohibido hacer fotos en el interior de la Base).


El contingente de la marina uruguaya, aquí desplegado, tiene como misión la vigilancia de las aguas del lago Kivu para que no pasen armas desde Ruanda y, también, para evitar que los ruandeses confisquen la pesca de los pescadores congoleños, hecho bastante habitual hasta hace poco.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Si quieres, deja un comentario. Te responderé a la mayor brevedad posible.
¡Gracias!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...