24 mar. 2010

Navegación por el lago Tanganika, en el Liemba - Kasanga - Sumbawanga


A las 10:45 de la mañana llegamos al puerto de Kigoma. El embarque no será hasta las tres de la tarde para zarpar, a las cuatro de la tarde, en el mítico Liemba.

Como parte del plan colonial alemán para África, los alemanes necesitaban un barco a vapor que fuera capaz tanto de llevar pasajeros y transportar carga de mercancías. Por ello, en el año 1913, se construyó en Alemania el carguero Graf Von Goetzen con un peso de 800 toneladas.


Después del montaje preliminar, el Goetzen fue desmontado y enviado a Dar es Salaam en 5000 cajas, transportadas por tres barcos de carga. Una vez en Tanzania, las cajas fueron llevadas a Kigoma por ferrocarril y ensambladas finalmente en el puerto.

Todo esto ocurrió antes de la Primera Guerra Mundial, en la que se pretendía llevar un contingente de 700 soldados a Kasanga. Finalmente, dicho viaje tuvo que ser abortado debido a la presión del enemigo. Al poco tiempo, los alemanes decidieron embarrancar el barco en el río Malagarasi, para que no cayera en manos del Imperio británico.

Unos años después de la guerra, las autoridades británicas y belgas, que controlaban los territorios de la zona, realizaron una costosa misión de rescate reflotando el barco y rebautizándolo como MV Liemba, nombre que lleva hoy en día. Por ello es el carguero de pasajeros en activo más antiguo del mundo.

Desde entonces, el Liemba ha recorrido el lago de una punta a la otra continuamente durante casi 100 años. Hoy es propiedad de la Corporación de Ferrocarriles de Tanzania.

En 1970 fue remodelado sustituyendo los viejos motores y aumentando su capacidad de pasajeros.

Desde los años 90, su recorrido semanal se ha visto afectado varias veces para participar en misiones humanitarias, como por ejemplo transportar refugiados de guerra de los diversos países costeros del lago.

Como anécdota, añadir que el Liemba inspiró a CS Forester, en 1935, para el cañonero alemán de su novela La reina de África. Posteriormente, en 1951, John Houston finalizaba en tierras africanas el rodaje de la película La Reina de África, inspirada en la novela de Forester. Houston, creó una historia en la que la aventura y la pasión romántica se combinan de la mano de sus grandes protagonistas, Catherine Hepburn y Humphrey Bogart.

(Texto extraído de varias fuentes)

Actualmente el MV Liemba es un barco de carga y de pasajeros, que recorre cada semana la costa oriental del Lago Tanganika desde Kigoma (Tanzania), al norte, hasta Mpulungu (Zambia), al sur; y viceversa.


En la cubierta principal está la primera clase con cocina, restaurante y camarotes bien equipados. En la inferior, la segunda clase con su cocina y una zona donde se sitúan hamacas y colchonetas; en la proa, una semi-bodega provista de bancos de madera para la tercera clase. Y en la cubierta superior está el puente de mando y sus camarotes.

Mientras todavía están en proceso de carga, siendo ya más de las tres de la tarde, nos dejan subir -a los blancos- para que nos instalemos en los camarotes y podamos comer.

Desde la barandilla de la cubierta principal vemos el ir y venir de hombres con pesadas cargas -piñas, neumáticos, cubos, sacos, bidones…-, que bajan a la bodega y cuando ya la han llenado, las van colocando en la cubierta inferior.


Llega el momento de embarcar para el resto de los pasajeros con diferentes fisonomías, vestidos, maletas, y hasta adornados con joyas los huéspedes de primera.

Cada uno toma su lugar en el barco. Familias con varios niños pequeños y paquetes, se instalan en la semi-bodega; otros, van llenando segunda y primera clase. Y los que no caben, que son muchos, buscan un sitio entre la mercancía esparcida en la cubierta inferior. Nosotros estamos en un estrechísimo camarote donde la única ventilación es la puerta que da a cubierta.


Por fin sueltan amarras. Tenemos por delante casi tres días de navegación hasta Kasanga, nuestro siguiente destino.

El lago Tanganyika es uno de los más grandes lagos de África. Se extiende a lo largo de 673 km en dirección norte-sur y tiene como promedio unos 50 km de anchura. Se encuentra en el Gran Valle del Rift, y está rodeado de montañas. Es el segundo lago más grande del mundo en volumen y el segundo lago más profundo, después del lago Baikal en Siberia; también es el lago de agua dulce más largo del mundo.


Está dividido entre cuatro países: Tanzania, la República Democrática del Congo, Burundi y Zambia; siendo Tanzania (46%) y la República Democrática del Congo (40%) los que poseen la mayor parte del lago. El agua fluye hacia el río Congo y finalmente al océano Atlántico.

(Texto extraído de la WKP)

Pasamos la tarde conociendo el barco y disfrutando del paisaje que nos acompaña.




Estamos durmiendo y nos despierta un griterío que hace que nos levantemos de un salto. Las voces suben de la primera cubierta y nos asomamos por la borda. No se ve absolutamente nada y enfoco con la linterna hacia el agua. Media docena de frágiles piraguas -cargadas de paquetes, hombres, mujeres y bebés a su espalda-, se acercan a remo y a motor para los que han de subir al barco o descender de él. Es un festival de gente gritando, criaturas arriba y abajo, paquetes, sacos y cestas, saltando de barca en barca y, aprovechando la ocasión, vendedores de frutas o pescado seco que ofrecen sus productos.




Este espectáculo se repite varias veces todas las noches cada vez que nos acercamos a alguna aldea, lo que hace difícil conciliar el sueño; pero la experiencia bien lo vale.

El día empieza muy temprano y antes de las siete estamos en cubierta. Amanece con grandes y bajas nubes plomizas que, además de cubrir la cima de las verdes colinas, pueden descargar en cualquier momento.


Navegamos frente a aldeas con casas de barro y techumbre de hojas de palmera, y la selva casi abrazándolas. Los niños se acercan a la orilla para saludar al gran barco que pasa dos veces a la semana frente a ellos: una de bajada hasta Zambia y la de regreso a Kigoma. Frágiles barquitas de pesca faenan cerca de este gran monstruo.

El paisaje que estamos viendo y el ambiente general en el barco harán que este viaje sea inolvidable.



Durante la navegación hemos vivido escenas como la de esta noche: se acercan barcas con sacos tan pesados que la grúa del barco los iza para luego descargarlos en la bodega o en la cubierta. O grandes barcazas llenas de pasaje para embarcar o desembarcar.




En cubierta, vemos como algunos hombres o mujeres abren sus sacos de pescado ahumado que aprovechan para vender a otros pasajeros.

Ya no queda tanta gente ni bultos en cubierta. Mientras esperamos divisar el primer puerto en el que atracará el barco y donde hemos de desembarcar, Kasanga, aparece en el horizonte un espectacular y bien definido tornado, que desaparece antes de que lleguemos a él.



A las 11 de la mañana atracamos en lo que llaman "puerto", bajo una gran tormenta. Nos despedimos de Jenny, que continúa hasta Zambia, y desembarcamos junto a un joven australiano y un alemán.


A nosotros dos nos ceden asiento en la cabina de un camión que se dirige a Sumbawanga, nuestro próximo destino. Los demás, junto bultos y paquetes, se colocan en la caja.

En un momento del trayecto el camión se para, descienden el conductor y cinco o seis hombres de la parte posterior y desaparecen en la selva. A los pocos minutos reaparecen con grandes sacos, que cargan a su espalda, y los introducen en el camión. ¿Contrabando?


Después de seis horas -para hacer tan sólo 90 Km- de camino infernal, por una pista de tierra rojiza y llena de baches, llegamos a Sumbawanga de noche.


Y los cuatro nos alojamos en el primer sitio que encontramos. Más vale no recordar su nombre.


Anotación:
Las fotografías en blanco y negro son así de origen


3 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  2. Hola Mº Merce¡¡

    Me impresionas con tus relatos y con tus fotos¡¡¡

    Un abrazo
    Angel

    ResponderEliminar
  3. Mercé vaya viajes que te pegas, me quedo impresionado y con una sana envidia, bueno o envidia a secas, jajaja
    Salut i bon dia de Sant Jordi, Paco

    ResponderEliminar

Si quieres, deja un comentario. Te responderé a la mayor brevedad posible.
¡Gracias!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...