19 ene. 2011

Con los Zapatistas en Oventik


Estando en San Cristóbal de las Casas, tenemos la posibilidad de ir a entrevistarnos con los zapatistas.

Llegamos a Oventik, territorio autónomo zapatista. Unos metros antes de llegar a la comunidad, un cartel reza: Está usted en territorio zapatista, donde el pueblo manda y el gobierno obedece.


Cruzamos la valla que rodea al campamento y un hombre, que custodia la entrada, cubierto con pasamontañas, nos pregunta a qué venimos. Le decimos que queremos hablar con alguno de los responsables del campamento y nos acompaña hasta un pequeño habitáculo, con un rótulo sobre la puerta: "Comisión de Vigilancia" donde dos hombres, también cubiertos con pasamontañas, están sentados tras una simple mesa de madera. Nos piden los datos personales y los anotan en una libreta y volvemos a explicar el motivo de nuestra visita.


El campamento está dividido en dos por una calle ancha y a ambos lados hay viviendas de madera casi todas pintadas con murales donde puede verse a Emiliano Zapata y al "Ché" Guevara.

Los de la "Comisión de Vigilancia" nos dirigen al edificio de la "Junta del Buen Gobierno Zapatista", que es el órgano de gobierno autónomo regional. Esperamos un rato frente a la puerta hasta que nos hacen pasar. Aquí nos reciben un hombre y una mujer, también con la cara cubierta. Están sentados tras una mesa. Al otro lado, en un banco de madera, nosotros dos.


Mis ojos se pasean por la estancia: en las paredes hay diversos carteles reivindicativos de marchas o manifestaciones de años anteriores, tanto locales como de otros países. Preside la sala un gran cuadro de Emiliano Zapata. Intento componer la situación mentalmente: estoy frente a dos dirigentes zapatistas. El corazón me late con fuerza.

Antes de que empecemos a preguntar, quieren saber el motivo que nos ha traído hasta aquí. Cuando saben que sólo tenemos curiosidad por conocer el proyecto zapatista, la finalidad de su lucha, cómo educan a los niños, la salud, la igualdad de género…, atienden a nuestras preguntas. No nos estamos de preguntar por el Comandante Marcos y si se encuentra en este campamento, a lo que nos dicen que está en otro y no todo el mundo puede acceder hasta él.

"Nuestra organización no sólo es la respuesta al mal gobierno mexicano, sino también al modelo neoliberal y a la política imperialista que se aplica a nuestro pueblo" -nos dice el hombre. Señala, también, que la situación en Latinoamérica es similar, producto de las imposiciones que hace Estados Unidos y otros países.

En el campamento -denominado "Resistencia y rebeldía por la humanidad"- todos trabajan por igual porque se consideran iguales.

Aquí los alumnos estudian hasta secundaria. Los profesores, zapatistas, además de las materias comunes de los otros colegios les inculcan los valores zapatistas.


Una clínica y una ambulancia, cubren las necesidades de los seis campamentos que hay cercanos.

Estamos casi una hora hablando con ellos. Comentamos la posibilidad de pasar un par de meses en el campamento, en un futuro, cada uno aportando su granito de arena: en el colegio y en el hospital, y nos invitan a ello.

Nos autorizan a pasear por el campamento y a hacer fotos, pero no a las personas con la cara descubierta.


El Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) nació en el Estado mexicano de Chiapas, bajo el liderazgo de Emiliano Zapata que creó el Ejército Libertador del Sur, en la Revolución de 1910, y está compuesto en su mayoría por población indígena, en defensa de reivindicaciones sociales y de una mayor justicia para las clases más desfavorecidas.

Están emparentados con la izquierda revolucionaria, pero sin ser marxistas, en contra del neoliberalismo, por medio de una lucha nacional, que no pretende llegar al poder, sino forjar un camino, que no se debe detener con la consecución del mando, que no es un fin en sí mismo.

Resurgió como movimiento armado, el 1 de enero de 1994, bajo el mando del subcomandante Marcos, admirador del Che Guevara, quien cubre su rostro para no ser identificado, expresando sus reclamos en las denominadas Declaraciones de la Selva Lacandona. En esa fecha bajo el lema: “democracia, libertad y justicia”, se apoderaron de seis municipios en Chiapas.

En la Primera Declaración de la Selva Lacandona, lugar donde se encuentra la base del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) ubicado en las montañas del sudeste mexicano, donde viven en la clandestinidad, propiciaron el derrocamiento del presidente Carlos Salinas a quien acusaron de llegar al poder mediante fraude electoral.

Desde Oventik, nos dirigimos a la población de San Andrés, donde se firmaron, el 16 de febrero de 1996 después de más de diez meses de difíciles negociaciones, los Acuerdos sobre Derechos y Cultura Indígena entre el gobierno de México y el EZLN, por el cual las autoridades mexicanas tomaban el compromiso de reconocer derechos y autonomía a los Pueblos Indígenas de México, a través de una reforma constitucional. Aquellos acuerdos supusieron un hito histórico en la lucha de los pueblos indígenas, no sólo de Chiapas sino de todo México, ya que suponían el reconocimiento de éstos como sujetos políticos con derechos propios. Sin embargo el acuerdo no se cumplió, por parte del Gobierno mexicano.


Más información sobre el viaje al Estado de Chiapas [México], aquí



12 comentarios:

  1. Hola Ma.Mercé: he leído como siempre, muy atentamente tú relato. Creo que cuando uno conoce personalmente Méjico, te das cuenta las diferencias sociales de 'castas' (como en la India!) que existen en ése hermoso país y de lo terrible que sigue siendo la situación aborigen, que si en algún lugar del mundo realmente tienen presencia comunitaria, ése es Méjico.

    Y coincido con tú anfitrión: si el Che Guevara viajara nuevamente por Latinoamérica, la encaontraía igual o peor de lo que él vivió hace cincuenta años. Lamentablemente en muchas zonas rurales y en los grandes conglomerados urbanos, se sobrevive de manera lastimosa ...

    ResponderEliminar
  2. Hola, Gus:

    Siempre estása punto para tu útil comentario en mi blog.

    He de pasar por el tuyo; he visto novedades, pero ando escasa de tiempo.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  3. Excelente entrada.

    Es uno de esos lugares a los que llegan solamente las personas realmente interesadas. Que bueno que hayas tenido al menos un vistazo de una alternativa política tan estigmatizada de este lado del continente. Entrar a un lugar así por lo menos en mi país (Colombia) es motivo de sospecha para las autoridades aunque bien no representan el mínimo atisbo de terrorismo o todo con lo que los intentar relacionar.

    Saludos

    ResponderEliminar
  4. Hola, Adalberto...

    Gracias por tu comentario y sé bienvenido al blog.

    Uno de los países que tengo en mente para conocer es Colombia, por todo lo que hay en ese país.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  5. Intente conocerlos en el año 2000, pero no lo logré!!!
    Gracias por compartirlo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Lástima, Any; te hubiera supuesto una buena experiencia.

    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
  7. Hola Mercè! Me ha encantado el reportaje y la vision tan directa que nos ofreces sobre el movimiento zapatista. Es una pena que existan grupos todavía en el siglo XXI para luchar y seguir reivindicando sus derechos. Y te admiro por cómo haces los reportajes, es que te metes en todas! Ens veiem el proper divendres!

    ResponderEliminar
  8. Aventurer@...

    Me gusta saber, en lo posible, todo lo que se refiere a la cultura de un pueblo, sea música, pintura, gastronomía o reivindicaciones, como la de esta entrada.

    Fins divendres!!

    ResponderEliminar
  9. Ostres Mercé, sempre em sorprens agradablement.
    No canviïs mai.

    Petons

    ResponderEliminar
  10. Procuraré no canviar, almenys en la manera de ser.

    Milers de petons!!

    ResponderEliminar
  11. Extraordinari! Hauria pagat per estar allà amb vosaltres. Vaig tenir la oportunitat d'estar a San Cristobal, a la selva lacandona i a algunes poblacions indígenes el 2004, als 10 anys de l'aixament del 1994 però no de conèixer cap dirigent. Com sempre, tu vas un pél més enllà. El subcomandante Marcos és un dels grans, pels que creiem que el món hauria de ser una mica més just.

    ResponderEliminar
  12. Hola Jordi, de moment tu em vas avançar quatre anys en la data del viatge ;)
    De veritat, hagués pagat per parlar directament amb el subcomandante Marcos.
    Gràcies pel comentari i benvingut al bloc!

    ResponderEliminar

Si quieres, deja un comentario. Te responderé a la mayor brevedad posible.
¡Gracias!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...