20 jul. 2011

Éfeso, la ciudad de Artemisa


Un ferry nos lleva durante dos horas desde Istanbul hasta Bandirma, donde al lado mismo del puerto está la estación del ferrocarril. Subimos a uno que nos traslada a Izmir, en cinco horas. Empezamos ya nuestro periplo por la Anatolia.


Con el coche recién sacado de la agencia de alquiler enfilamos la carretera hacia Éfeso, ciudad fundada en el siglo XI a.C. en la costa oriental del mar Egeo, desde donde partían las rutas comerciales que se internaban en Asia Menor.

Actualización:
En julio de 2015 Éfeso fue incluida en la lista del Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Desde el siglo V en adelante, el mar Egeo sufrió -por procesos de sedimentación y erosión- un fuerte retroceso y el puerto perdió su navegabilidad, entonces fue cuando empezó la decadencia de Éfeso. El lugar -que no ha sido excavado todavía por completo, pero por lo que se puede observar da una cierta idea de su esplendor original-, contiene ruinas grecorromanas, paleocristianas y bizantinas.


Lo primero que se encuentra al entrar en el recinto son las ruinas de la Casa de la Virgen María, construida en el siglo VII sobre lo que se cree fue donde vivió, murió y ascendió al cielo, años después de la muerte de su Hijo.


Destaca sobremanera, en este paisaje lleno de Historia, el Gran Teatro. Tenía una capacidad para 24.500 espectadores, era el mayor de su época y también se empleaba para espectáculos circenses.


El Templo de Artemisa -considerado como una de las Siete Maravillas del Mundo- diosa de Éfeso, se construyó en lo alto de un montículo. Estaba provisto de 120 columnas de 20 metros de altura, de las que sólo se conserva una. Fue saqueado y quemado por los godos en el año 262.



Modelo del Templo de Artemisa. Parque de las Miniaturas (Istanbul)
Autor: Zee Prime - Fuente: Wikimedia

Salvaje, independiente y de una fuerza y belleza superiores. Así aparecía Artemisa, la diosa de la fertilidad, la caza y la guerra, en la mitología griega. Hija de Zeus y hermana gemela de Apolo, era la diosa griega de la Luna y una de las doce grandes divinidades olímpicas.


Escultura en el Museo de Éfeso

Artemisa era una diosa indomable, que no sólo daba la vida, sino que también la quitaba. En su honor, y para apaciguarla, el rey Creso de Lidia mandó erigir el templo de Artemisa en Éfeso. En el interior de este santuario se hallaba la estatua de Artemisa, una obra de dos metros de altura en madera de vid revestida con plata y oro.

La impresionante avenida, flanqueada por columnas, por dónde se hacían las procesiones hasta el Templo de Artemisa, no dejan indiferente.


Un lugar curioso para nosotros son las letrinas, edificio público construido por los romanos, grandes urbanizadores. Era una sala cuadrada o rectangular con un banco adosado a las paredes, de piedra fina o mármol, que tenía orificios sobre los que se sentaban los usuarios. El interior del banco estaba hueco y por él fluía constantemente una corriente de agua canalizada, así se llevaba los residuos y se evitaban malos olores. Y en el centro de la sala había una fuente para lavarse las manos. Aquí, además de hacer sus necesidades, entablaban conversación los usuarios.


La Puerta de Heracles, el Templo de Domiciano, el Templo de Adriano y la Iglesia de San Juan -donde supuestamente escribió su evangelio- son algunas de las ruinas que también visitamos.




Pero la más impresionante de todas es la Biblioteca de Celsus -para mí uno de los más espectaculares edificios de Éfeso. La hizo construir un ciudadano romano en memoria de su padre, Julio Celsus, el cual estaba enterrado en la cripta.



Tenía doble pared para resguardarla de la humedad y de los cambios de temperatura exterior y orientada hacia el este para aprovechar –en sus salas de lectura- la luz solar.

Queda en pie la bellísima fachada con las estatuas de Sofía -la Sabiduría-, Arete -la Virtud-, Enoia -el Intelecto- y Episteme -el Conocimiento.


En su interior, bajo los maravillosos relieves de techos y hornacinas, albergaba 15.000 rollos de pergamino.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Si quieres, deja un comentario. Te responderé a la mayor brevedad posible.
¡Gracias!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...