19 jul. 2011

La hospitalaria Sefrū


En menos de 30 minutos un bus nos deja en Sefrū (Sufrūy, en árabe y localmente Sefrū), nombre amazigh que significa 'lugar para esconderse' y hoy nos 'esconderemos' por entre los puestos del mercado y en el interior de la Medina.



Nos adentramos en la Madīnah, rodeada de murallas, dividida en cuatro barrios a los que antiguamente se le añadía la mellah o barrio judío. No se ve ni un solo extranjero y, entre los puestos callejeros de carne, pescado, ropas, frutas…, se vislumbran sus casas blancas, antiquísimas.


La ciudad debería su nombre a la tribu bereber de religión judía, Aït Sufru, de los primeros siglos de nuestra era. El río (wadi) que la cruza, en su curso inferior, todavía se llama wadi al-Yahudi ('río de los Judíos'), probablemente porque este curso del río pasaba por la mellah y su nombre no era debido a la religión de la tribu fundadora.

Sefrū cayó en manos de los árabes, por obra de Idriss II, a principios del siglo IX y pasó a llamarse Sufrūy.

Cruzamos un puente sobre el wadi Aggai (o Assif N'Aggay) -que atraviesa la Madīnah en toda su extensión y que a lo largo de la historia ha provocado graves inundaciones; la última en 1888- y nos dirigimos hacia su interior.


Curioseando lo que parece la entrada de una casa, una señora -que nos ve- nos invita a entrar. Accedemos a un patio interior y nos recibe la que parece la dueña, una joven sonriente que, saliendo de la cocina, nos ofrece unas patatas fritas que acaba de sacar de la sartén.


Nos hacen pasar a una salita y van llegando jóvenes a saludarnos. Casi no saben francés, pero se hacen entender cuando nos acercan una mesa en la que hay comida y nos instan a que comamos.


Han pasado ya más de dos horas. Unos entran y otros salen, hasta que nos preguntan si vamos a quedarnos a dormir en su casa. Agradecemos su atención, pero hemos de volver a Fez.

Hemos comido y pasado un buen rato con una familia a la que no conocíamos de nada. La hospitalidad de la mayoría de los musulmanes me tiene admirada. ¡Cuánto hemos perdido en occidente!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Si quieres, deja un comentario. Te responderé a la mayor brevedad posible.
¡Gracias!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...