23 jul. 2011

Las iglesias del Valle de Ihlara


De camino al Valle de Ihlara, a 40 Km. de Aksaray, comenzamos a ver las formaciones rocosas producidas al enfriarse la lava expulsada por el volcán Hasan (Hasan Dağı). Algunas de estas formaciones llegaron a convertirse en viviendas, iglesias, monasterios y graneros. Actualmente unas pocas se han restaurado y están habitadas.


El valle, con una longitud de 14 Km., empieza en el mismo pueblo de Ihlara -de ahí su nombre- y acaba en Selime. En algunos puntos puede llegar a tener una profundidad de 150 m. Por sus características geológicas se convirtió en un lugar ideal para la oración y el retiro y, durante las épocas de guerra o de invasiones, era utilizado como lugar de refugio y protección.


Empezamos el recorrido en Selime donde contemplamos la Catedral, enteramente excavada en la roca y que sobrecoge por sus dimensiones, por la belleza de sus columnas y por las múltiples hornacinas en sus muros.




No queremos desaprovechar la ocasión de visitar algunas de las diversas iglesias existentes a cuál más impresionante.


Ağaçaltı Kilisesi

Recorremos el valle en toda su extensión, pasando por Belisirma, donde visitamos la Iglesia Ala -con trazos de pinturas bizantinas en su interior.


Ala Kilisesi


Ala Kilisesi

Adosada a la iglesia hay una vieja factoría de aceite.


Por una escalera, a veces excavada en la misma pared del cañón, descendemos hasta cerca del Melendiz Sayi (río Melendiz) que, con su fluir a los largo de milenios, ha separado la montaña en dos, originando el cañón que contemplamos delante nuestro.


Legamos a la población de Ilhara en la que se queda Mustapha y nosotros proseguimos hasta Derinkuyu, para visitar una de las ciudades subterráneas más importantes que hay en la Capadocia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Si quieres, deja un comentario. Te responderé a la mayor brevedad posible.
¡Gracias!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...