26 jul. 2011

Paseo por un valle encantado


Desde Ürgüp vamos hacia Avanos, para descender por el Valle de Zelve y el Valle de Göreme hasta Uçhisar.


Hace 60 millones de años se formó la cadena montañosa de Tauro, en Anatolia meridional, al mismo tiempo que se formaba la cadena Alpina en Europa. La formación de la cordillera de los Montes Tauro provocó numerosas barrancas y depresiones en Anatolia central.

En el Valle de Zelve se encuentran bellos ejemplos de moradas trogloditas excavadas en el débil subsuelo de la región.


Zelve está formado por tres valles dispuestos secuencialmente, a los cuales se puede acceder por una sola entrada, formando un recinto natural donde se encuentra el Museo Al Aire Libre de Zelve.


Las características geológicas del lugar han dado pie a que sus paisajes se describan a menudo como "paisajes lunares". La tierra del lugar, llamada toba calcárea, ha adquirido formas caprichosas tras millones de años de erosión, y es lo suficientemente débil para permitir que el ser humano construya sus moradas escarbando en la roca, en vez de erigir edificios. De esta forma, los paisajes lunares están llenos de cavernas, naturales y artificiales, muchas de las cuales continúan habitadas.


Aquí, las Iglesias no están decoradas con frescos murales bizantinos. Parece ser que sus habitantes estaban en contra de las imágenes, aún antes de que en Bizancio se impusieran las tendencias iconoclastas.

Seguidamente entramos en el Parque Nacional de Göreme (Göreme Milli Parklar, en turco), declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1985.

Los asentamientos en el área comenzaron en los siglos III y IV, cuando los cristianos del período romano fundaron varios monasterios. Aún existen restos de bellísimos y curiosos monumentos, capillas, alcobas, almacenes e iglesias, muchos de ellos decorados con frescos, en paredes y techos, de los siglos XI y XII.


Göreme esconde rincones llenos de magia como el Valle del Amor, del que emergen las «chimeneas de las hadas»; ellas son las responsables de crear este majestuoso paisaje lunático.


Las Chimeneas de las hadas fueron utilizadas como tumbas, en la época de los romanos. Y también, durante mucho tiempo, se utilizaron como palomares para aprovechar sus heces como adobo.

Capadocia es una mezcla extraordinaria donde se reúnen el esplendor artístico de la madre naturaleza y los ilimitados recursos humanos.


Al llegar a Uçhisar lo que más sorprende es su fortaleza construida en lo alto de una cima que, prácticamente, domina toda la zona.


Después de una jornada visitando estos bellos valles encantados, regresamos a Ürgüp.

12 comentarios:

  1. Les ciutats "troglodites" son impresionants.
    Fantastic reportatje.
    Petons

    ResponderEliminar
  2. Lola...

    Moltes gràcies per les paraules encoratjadores. Vernint de tu és tot un honor per a mí.

    Molts petons!

    ResponderEliminar
  3. Al llegir el teu relat, m'han entrat moltes ganes de tornar.Aquesta zona ens va agradar molt i vam aprofitar una parada de tren a Ankara per visitar el Museu de les Civilitzacions.

    Tinc una insana curiositat per saber si finalment vau poder fer el visat turkmè, on el vau fer i quants dies va trigar. Esperaré les següents entrades per saber-ho! :-)

    Un petó!

    ResponderEliminar
  4. Núria...

    El Museu de les Civilitzacions ja l'haviem visitat uen un viatge anterior.

    Referent al visat turkmè... va ésser tota una odisea! Ho desvetllarè més andavant.

    Molts petons!

    ResponderEliminar
  5. ¡Qué bonita la Capadocia!
    Por cierto, menuda odisea con los visados y el hotel... ¡vaya mala sombra! Pero, con buenos han ido a topar, ¿eh?
    Un saludito

    ResponderEliminar
  6. Helena...

    ¡Qué ilusión volverte a ver por aquí! Siempre serás bienvenida.

    Cuando leas el relato de Turkmenistán ya sabrás "con que buenos fuimos a topar"

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  7. Solo conozco de Turquía Estambul y quede prendado de esta ciudad, pero habrá que ir mas allá y recorrer este país tan interesante...
    Saludos viajeros

    ResponderEliminar
  8. Paco...

    He estado tres veces en Istanbul y dos en la Capadocia, así que ya sabes... hay muchas cosas para ver.

    Me agrada verte por aquí!

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  9. Vaya aventura Mercé!!! Leyéndote y viendo tus fotos me resulta fascinante lo que has hecho.
    Un abrazo de boquerón ;)

    ResponderEliminar
  10. Fran...

    ¡Qué alegría verte otra vez por aquí!

    Ya ves... los viajes es lo que ha hecho que nos conociéramos.

    Tenemos pendientes unos espetos en la playa malagueña ;-))

    Un abrazote!!

    ResponderEliminar
  11. Me parece perfecto, Paco. Lo malo es si te pasa como a mí, que siguen escribiéndome para publicitarse en mi blog y eso que el icono está visible y claro.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar

Si quieres, deja un comentario. Te responderé a la mayor brevedad posible.
¡Gracias!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...