16 feb. 2012

Bukhara, ciudad de fábulas y poesías (II)


Nos encontramos en una pequeña placita donde están la Madrasah Ulugbek (del año 1417) y la Madrasah Abdul-Aziz-Khan (de 1652). Dos edificios separados por dos siglos que forman un armonioso conjunto arquitectónico.



Madrasah Ulugbek

La Madrasah Abdul-Aziz-Khan es mucho más lujosa en su decoración. La puerta de entrada se distingue por su altura y rica ornamentación exterior, con dorados, verdes, azules…



Pero la plaza más bella de la ciudad, y sin duda la más monumental, es la Po-i-Kalyan, donde destaca sobremanera el Minarete Kalyan -del siglo XII-, que fue durante mucho tiempo el más alto de los construidos en los países de la región, considerado un faro en la Ruta de la Seda, y célebre por la decoración en cerámica azul que, según dicen, era la primera vez que se empleaba en una construcción de ésta categoría y que se expandiría a continuación para decorar las más bellas mezquitas y madrazas. Se construyó con la parte superior en madera que se derrumbó poco después y fue reconstruido con ladrillo cocido. La altura actual es de 48 metros.


Cuenta la leyenda, que el mismísimo Genghis Khan, que arrasaba todo lo que conquistaba, asombrado por su majestuosidad decidió indultarlo.


Junto al minarete se alza la Mezquita Kalyon, con una superficie de 929 m2 y capacidad para 10.000 fieles. Frente a ella está la Madrassah Mir-i-Arab, con sus brillantes cúpulas de color azul, que todavía cumple con su función de escuela coránica.


Nos perdemos por callejuelas en busca de una pequeña sombra y de escenas de la vida cotidiana hasta regresar al punto de partida, donde comemos en uno de los dos restaurantes que hay junto al estanque.



Bukhara es, junto con Samarcanda, una de las dos ciudades históricas de la cultura tadjiko-persa en Uzbekistán. La mayor parte de su población es cultural y lingüísticamente tadjika, a pesar de que la ciudad -como Samarcanda- fue incorporada a la República Socialista Soviética de Uzbekistán durante el período soviético.


La característica principal de cualquier ciudad grande era el Registan (Plaza Central). El de Bukhara está situado cerca de la Fortaleza Ark. Allí había palacios, mezquitas, cancillerías, cámaras de comercio e incluso un hospital. Ahora sólo el complejo Bolo-Khauz sobrevive a ese conjunto central de edificios y consta de tres partes: la mezquita, el minarete, y la laguna (Khauz), que dio nombre a todo el complejo. Por cierto, esta laguna es la más antigua construcción del complejo, y una de las pocas que sobreviven de Bukhara. Una vez estos depósitos fueron la fuente de suministro de agua para la población.


La Mezquita Bolo-Khauz fue construida a principios del siglo XVIII, por orden de la esposa del Emir y, aunque es relativamente moderna -en comparación con otras mezquitas- sin duda merece el título de una de las más bellas y elegantes mezquitas de Asia Central.



Por su situación, fue la principal mezquita de la ciudad y el propio Emir venía a hacer la oración del viernes. De este modo quiso destacar su cercanía con el pueblo.

Ante su entrada hay un precioso iwan (porche, en uzbeko) decorado con 20 columnas altas de madera, que soportan el techo tallado con motivos florales y geométricos, pintado en colores brillantes.



Por cierto, popularmente se la conoce como "la mezquita de cuarenta columnas" debido al reflejo de éstas en el estanque.

Cerca de la mezquita se encuentra el pequeño Minarete, que se construyó un poco más tarde que la mezquita, en 1718. Su característica distintiva es la combinación de la miniatura, la proporcionalidad y la gracia.


Un hecho curioso: Durante un tiempo, se fue inclinando como la Torre de Pisa, pero hace unos años, cuando el ángulo de inclinación alcanzó un punto crítico, se llevó a cabo un proceso de rectificación y, actualmente está con la misma inclinación de hace tres siglos.

Llegados al Parque Samani y junto al lago, aparece el Maqbarasi Ismail Samoniy (Mausoleo de Ismail Samani); el monumento más antiguo de la ciudad. Fue erigido en el año 902 para guardar los restos del fundador de la dinastía de los samánidas.


Con el sol, la decoración en ladrillo produce un juego de sombras que cambia a lo largo del día y da vida a la apariencia exterior. Una leyenda sostiene que quien formule un deseo y dé tres vueltas alrededor del mausoleo lo verá satisfecho.

En uno de los bordes del parque se halla otro mausoleo, el de Chashma Ayub (Lugar sagrado). Construido en tiempos de Timur, destaca su cúpula cónica. Desde el año 2008 está en la lista provisional de la UNESCO, en la categoría Cultural, del Patrimonio de la Humanidad.


Entre un laberinto de calles estrechas y sinuosas de la vieja Bukhara, se encuentra un edificio -que no es tan viejo (año 1807)-, pero que destaca por su arquitectura la Madrasah Chor-Minor, construida por un rico turkmeno.


Llama la atención lo poco común de su arquitectura pues, además de ser un edificio de pequeñas proporciones, el foco principal está en los cuatro minaretes (Chor-Minor) de poca altura, que no tienen nada en común con los minaretes ordinarios, pues no son para la llamada a la oración.

Están construidos con ladrillo vidriado y rematados con una pequeña cúpula en cerámica de color azul, que destaca sobre el cielo azul de Bukhara. Parece que su diseño fue un experimento arquitectónico del maestro de obras.


En la parte que queda en pie de este pequeño edificio, hay actualmente puestecitos de artesanía local pero, en su momento, era la entrada a una construcción más grande que, supuestamente, era la madraza; también se dice que era una enorme biblioteca. Lo que sí hay que destacar es que no hay ningún edificio igual o similar en toda Asia Central.

Después de dos días en Bukhara puedo decir que es una ciudad de fábulas y de poesías. Y que su romanticismo y su extraordinaria hermosura me han cautivado.

9 comentarios:

  1. Muy buen relato y preciosas fotos... Antes de comenzar a leer blogs de viajes ni me había planteado que fuera posible visitar esta clase de destinos, y sin embargo ahora tengo muchas ganas de poder recorrerlos...

    Gracias - Merci!!

    ResponderEliminar
  2. ¡ qué buen post !
    es casi como darse un paseo por bukhara sin salir de casa. qué curioso el estilo de los mausoleos, debe sentirse una en otro planeta paseando alrededor (en las fotos se ven pocas personas, ¿ es un país poco poblado ? y ¿ poco turístico ?) y sé que es una pregunta difícil pero me pica la curiosidad, ¿ de dónde viene el nombre de bukhara ? (en hindi / urdu significa hambruna pero no creo que tenga nada que ver)
    saludos

    ResponderEliminar
  3. Purkinje...

    Realmente Uzbekistán es un país totalmente recomendable para visitar, y eso que no pudimos hacer todo lo que teníamos previsto.

    Ya sabes, mochila al hombro y hacia Tashkent.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  4. Hola, Ka...

    Tuvimos la gran suerte de no encontrar muchos turistas, sino me hubiera dado un patatús, jajaja

    Bukhara, si no recuerdo mal, significa "lugar de suerte"; ya ves, no tiene el mismo significado en hindi.

    Un fuerte abrazo!!

    ResponderEliminar
  5. Que envidia recorrer la Ruta de Marco Polo. Mi abuelo vivió un tiempo en Alma Ata, durante la SGM, que creo anda cerca de por ahí.

    ResponderEliminar
  6. Paco...

    Alma-Atá, actualmente llamada Almatý, está en Kazajistán.

    Ya me gustaría recorrer toda la Ruta de Marco Polo, pero sólo hicimos una mínima parte.

    ResponderEliminar
  7. M'ha cridat l'atenció, veure un viatge a Uzbekistan,perque una veina amiga meua y va passar les vaacances aquest any passat del 2011. Em va dir que ere un lloc preciós i que la gent no m'estava assabentada de lo maravellòs que era aquest espai del Assia Central, que no hi havie guerres des de no sé sap quand. Y que si la gent ho sabés hi haurie cúa per apuntar-se. Un cop vistes les fotos i el peus de página, puc veure clarament que no exagerave, gens. Dons espero que ens veurem aviat, a la trobada del Anna Jorba. Un reportatge que m'agradat molt

    ResponderEliminar
  8. Benvolguda Montserrat...

    Ja veus com la teva veïna té tota la raó.
    És un país molt maco amb una gent molt i molt agradable.

    Tinc ganes de que arrivi el 10 de març!

    ResponderEliminar
  9. Hola Mercé. Sorprendente lugar. De pequeño leí los viajes de Marco Polo y tus imágenes decoran esas lecturas. Un saludo

    ResponderEliminar

Si quieres, deja un comentario. Te responderé a la mayor brevedad posible.
¡Gracias!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...