11 mar. 2012

Samarkanda, encrucijada en la Ruta de la Seda (II)


Caminando por una calle amplia, ajardinada y con edificios nuevos que no rompen la harmonía de lo que nos envuelve, llegamos a la Mezquita Bibi Khanum (Bibi-Xonum machiti) -nombre de la esposa de Timur-, otro ejemplo de la grandiosidad y poder de éste; hoy en proceso de reconstrucción.


Después de su campaña de la India en 1399, Timur decidió edificar una mezquita para que fuera la más grande de todo su Imperio. Fue construida por los mejores artistas y arquitectos.

Según Rui González de Clavijo, en la India se capturaron 90 elefantes sólo para transportar los materiales y las piedras preciosas con las que iban a construir la mezquita.

Cinco años hicieron falta para finalizar esta gran obra (1399-1404), pero fue derribada por el propio Khan Timur poco antes de ser terminada, porque no alcanzaba las grandiosas proporciones que él deseaba: las paredes exteriores eran de 167 metros de largo por 109 m. de alto; la cúpula de la sala principal se alza a 40 metros y la puerta de entrada tenía 35 metros de altura.


Siguiendo los deseos del Khan, los minaretes del portón principal llegaron a alcanzar los 50 metros. Estas soberbias medidas y la rapidez en su construcción conllevó que la mezquita sufriera varios derrumbamientos a lo largo del tiempo, y que hoy sólo sea un destello de lo que fue.

En el patio central, y frente a la puerta principal, está el Mausoleo de Bibi Khanum, esposa de Tamerlán.


A pocos pasos de esta mezquita encontramos el Siab Bazaar, donde vemos escenas un tanto peculiares.


El bazar está situado en pabellones cubiertos. Bajo su techo se alinean las hileras de los productos que se venden, todo bien ordenado por zonas, lo que produce una sensación de bien estar. Zanahorias, berenjenas, ajos, patatas, cebollas, coles, tomates…, por un lado.



En otro lado se venden frutos secos: cacahuetes dulces, pipas de albaricoque, garrapiñadas con semillas de sésamo, nueces, etc. Y los buenísimos parvarda -caramelos de Oriente.




Y no podían faltar las hileras de alimentos cocinados, que atraen con su colorido y embriagador aroma.


Alejadas de los alimentos, encontramos telas para hacer vestidos y los tradicionales sombreros uzbecos.


En el exterior, se dan cita vendedores con otros muchos productos. Pero el que es la estrella del bazar y de la ciudad es el pan de Samarkanda. Elaborado bajo una receta de siglos atrás -en la que el pan había de conservarse fresco durante mucho tiempo para que pudieran alimentarse los mercaderes que hacían largos trayectos- este pan sigue teniendo la propiedad de que no pierde su incomparable sabor y no se seca durante un largo tiempo.


Subimos por la calle Tashkent y enfrente hay un montículo, Afrosiab, donde se asentó la primera población de Samarkanda unos 2.500 años a.C.

Encontramos la entrada al cementerio -lugar que, particularmente, me gusta visitar cuando viajo así como los mercados-, cruzamos la verja y nos quedamos sorprendidos por el curioso diseño de las lápidas.


Y, sin saberlo, adentrándonos más en el cementerio, llegamos a la Necrópolis Shah-i-Zinda, donde se erigen los mausoleos de los familiares de Tamerlán, de sus jefes militares y allegados.



Frente a nuestros ojos tenemos un fabuloso espectáculo de colores: revestimientos de escayola, mosaicos, azulejos polícromos y puertas de madera tallada, con incrustaciones en nácar.





La Puertas del Paraíso están abiertas a todos los creyentes (1404-1405)

Último día en esta ciudad. Volvemos, como cada día, a admirar la belleza del Registán.


Siguiendo por la arbolada calle Registán llegamos hasta Gur-e Amir: el Mausoleo de Amir Temur (s. XIV-XV).

Ocupa un importante lugar en la historia de la arquitectura islámica como precursor y modelo de las grandes tumbas de Humayun en Delhi y del Taj Mahal en Agra, construidas por los descendientes de Tamerlán, que dominaron la dinastía mogol del norte de la India.


Gur-e Amir significa en persa "Tumba del Rey". Este complejo arquitectónico, coronado por una cúpula de color azul celeste, contiene las tumbas de Tamerlán, de sus hijos Shah Rokh y Miran Shah, de su nieto Ulugh Beg y del sultán Muhammad. Además, Mir Said Baraka, maestro de Tamerlán, también descansa en el mausoleo.


La construcción del mausoleo comenzó en 1403, tras de la muerte espontánea del Sultán Muhammad, el heredero y nieto predilecto de Tamerlán.

Timur había construido para sí mismo una pequeña tumba en Shakhrisabz cerca de su palacio Ak-Saray. Sin embargo, cuando Timur murió en febrero del 1405, en los inicios de su campaña para conquistar China, los caminos hacia Shakhrisabz estaban inundados, por lo que se decidió que fuese incinerado.

Ulugh Beg, otro nieto de Tamerlán, completó su trabajo. Durante su reinado el mausoleo se convirtió en la cripta de la familia de la Dinastía Timúrida. Bajo su gobierno, se colocó un sólido bloque de jade verde oscuro sobre la tumba de Tamerlán.


Una inscripción en la tumba dice: "Cualquiera que viole mi tranquilidad en esta vida o en la siguiente, será objeto de un castigo y miseria inevitables".

(Texto extraído de la WKP)

Nos perdemos por diferentes callejuelas, algunas sin asfaltar, hasta que llegamos al alojamiento para pasar la tarde. Hoy la temperatura creo que es la más fuerte de todos estos días aquí.

Cuando ya se ha puesto el sol, volvemos por enésima vez a pasear por los jardines del Registán.



Mientras, por el Oeste, una brillante luna en cuarto creciente se despide de nosotros.

19 comentarios:

  1. Me encantan los mercados!! Lastima que os pillara ya muy cansados para no recorrer algo más de la ciudad, pero los viajes pasan factura...

    Por cierto, tienes una sorpresita en nuestro blog, espero que te haga ilusión!!

    ResponderEliminar
  2. Muchísimas gracias por pensar en mi blog para otorgarme el premio (es el primero que recibo!). Lo pondré en mi blog y lo enlazaré al tuyo, pero espero que sepas disculparme si no lo paso a otros bloguers. Son más de cinco los que, a mi entender, se merecen el premio y no quiero hacer distinciones que puedan ocasionar malos entendidos.

    Con los premios recibidos en mi otro blog, también hice lo mismo.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  3. Felicidades Mercé tu te mereces MIL PREMIOS !!
    Por la autenticidad de lo que escribes, por el cariño con el que lo haces !!!
    Hacen falta muchos bloggers como tu, aunque lamentablemente cada vez hay mas de aquellos que necesitan copiar y pegar ...
    Un abrazo !!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  4. Ya veo que no puedo "esconder" que me han dado un premio. Y eso que está al final del blog!!

    Gracias por tus palabras.

    Otro abrazo para ti!!

    ResponderEliminar
  5. Como disfruto con tus viajes Merce!!! Fíjate que sin mirar he visto que te han dado un premio. Pues en mi blog tienes otro., ya son dos y puedes poner 10 blogs jaja.
    Un abrazo viajera

    ResponderEliminar
  6. Hermosas mezquitas y mercados vivos, tremendamente coloridos, que uno ve por esos paises....seguimos aprendiendo.
    Buen post
    Saludos

    ResponderEliminar
  7. Fran, gracias por el premio!

    El comentario te lo he dejado en la entrada correspondiente de tu blog.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  8. Hola, Gildo...

    Las mezquitas y mercados son mi perdición cuando viajo ¿se nota?

    Gracias por tus palabras.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  9. Hola María Mercè ,

    Acabo de descubrir el blog, gracias a Fran de my guía de viajes.

    Uzbekistan es uno de los destinos que tengo pendientes, espero conocerlo pronto y tendré muy en cuenta tus relatos.

    Saludos y te seguiré leyendo.

    ResponderEliminar
  10. Hola, Víctor... Bienvenido!!!

    Espero que mis entradas sobre Uzbekistán te sirvan de ayuda para tu próximo viaje.

    Si necesitas ampliar información no dudes escribirme a mi correo electrónico.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  11. Lindas fotos, ha debido ser una experiencia maravillosa el viaje, las especias coloridas y el color azul de la tumba del rey le dan un toque especial a cada visita.
    saludos,

    ResponderEliminar
  12. Me encantan los mercados de especias....son mi perdidión!! Compraría de todas...jeje

    Por ceirto, me acuerdo en Cantabria que decias que no salías bien en las fotos.... Mentira...sales estupenda!!

    Un beso Mercé!!

    ResponderEliminar
  13. Jorge, sólo hay un secreto para que yo salga bien en las fotos: que me encuentre en un escenario propicio, por ejemplo África, Oriente, algún país árabe... Allí soy feliz!!

    Un fuerte abrazo!

    ResponderEliminar
  14. Excelente post. Muchas gracias por compartir tu experiencia e información.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  15. Bienvenido al blog, Antonio, y gracias por comentar.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  16. Hola Mª Mercè, ante todo mil felicitaciones por tu premio (merecido), supongo que vendrías encantada del viaje, todo tan diferente, tan "exótico·, tan diferente a lo que vivimos aquí. He entrado en tu blog un montón de veces y no atinaba a hacer un comentario
    Mil felicitaciones

    ResponderEliminar
  17. Mado, bienvenida a "mil camins"!!!

    Ahora ya no tienes excusa para no comentar ;-)

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  18. Me encantan los mercados, son la esencia de los lugares. Y las fotos con las dos niñas muy tierna,
    Saludos viajeros

    ResponderEliminar
  19. Las niñas, Paco, iban con toda la familia, se cogieron de mi mano y quisieron hacerse la foto conmigo!

    En este viaje hubo muchos que se hicieron fotos con esta bloguera!

    Saludos!!

    ResponderEliminar

Si quieres, deja un comentario. Te responderé a la mayor brevedad posible.
¡Gracias!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...