23 jul. 2014

El Gegant del Pi (El Gigante del Pino)

Desde antiguo, los gigantes han estado presentes en historias y leyendas de la literatura universal. Encontramos a Sansón y Goliat en la Biblia (Gn. 6, 1-4); a Hércules y Polifemo en la Grecia clásica; a Gargantúa en Francia y a Gulliver en Irlanda. Algunos son violentos y acostumbran a comer carne humana, especialmente niños. Pero otros, son simpáticos e inteligentes como el Gegant del Pi de Barcelona.

Corría el año 801 y Barcelona, ocupada por los sarracenos, estaba gobernada por el temible Gegant de la Ciutat (Gigante de la Ciudad) al cual nadie se atrevía a desafiar.

En la ciudad de Caldes de Monbui vivía Fort Farell (Fuerte Farell) conocido con el sobrenombre de Gegant del Pi (Gigante del Pino), pues era tan y tan grande que para caminar se ayudaba con un pino a modo de bastón. Mirad si era grandioso que, cuando tenía sed, se acercaba al río Mogent y se bebía toda el agua de un trago.

Un día, en que Fort Farell estaba labrando su campo, se le acercó un joven y le contó los estragos que infringía el Gegant de la Ciutat. Se enrabió tanto que arrancó un gran pino de raíz y, en unas pocas zancadas, se plantó en Barcelona y desafió al sarraceno a una lucha. El Gegant del Pi le propinó un buen golpe con el árbol, y el Gegant de la Ciutat escapó corriendo por los tejados de la ciudad y así quedó liberada y entregada de nuevo a los cristianos.


Cuento animado para los niños

Hay una canción muy popular que, en la primera estrofa, explica como el Gegant del Pi se va acercando a Barcelona y en la segunda estrofa, como se escapa el Gegant de la Ciutat:

"El Gegant del Pi, ara balla, ara balla;
"El Gigante del Pi, ahora baila, ahora baila;

el Gegant del Pi, ara balla pel camí.
el Gigante del Pi, ahora baila por el camino.

El Gegant de la Ciutat, ara balla, ara balla;
El Gigante de la Ciudad, ahora baila, ahora baila;

el Gegant de la Ciutat, ara balla pel terrat."
el Gigante de la Ciudad, ahora baila por el tejado. "

Barcelona, igual que muchas ciudades y pueblos de la geografía catalana, tiene entre sus personajes tradicionales a una pareja de Gegants de la Ciutat y de Gegants del Pi, no sé si en recuerdo a los hechos de la leyenda.

Su primera referencia data de 1601, año en que participaron en la canonización de San Raimon de Penyafort en Barcelona, tal como dice el archivo de la Basílica de Santa María del Pi. Pero, a pesar de no encontrar ningún dato ni documento que lo acredite, seguramente ya existían mucho antes.


Autor: Oriol Rodríguez Ballester - Fuente: flickr.com

En el año 1799 la Procesión del Corpus contó con la participación de los Gegants de la Ciutat y de los Gegants del Pi. A la Rambla de Barcelona le estaban reformando el pavimento, que consistía en un paseo central –llamado "terrat"- y dos carriles laterales –llamados "camí". Justamente al pasar por La Rambla, los Gegants del Pi bailaban por el carril lateral y los Gegants de la Ciutat bailaban por el paseo central. Es posible que este hecho originó la conocida y popular canción, que he escrito más arriba.

Las crónicas, que hacen referencia a la presencia de los gigantes en la fiesta del Corpus y en otras solemnidades de Barcelona, son numerosas a lo largo de los siglos XVII, XVIII y XIX, hasta que en 1870 fueron encerrados en la buhardilla de la iglesia del Pi, por orden del gobernador de la época.


Basílica Santa María del Pi y Plaça del Pi

Durante la Guerra Civil española pudieron ser salvados de la quema de la basílica. En 1959, gracias a un grupo de feligreses interesados por las tradiciones de Barcelona, fueron recuperados y restaurados por Manuel Casserres Boix. El 12 de junio de 1960 volvieron a bailar por las calles de la ciudad.

En la celebración del 25 aniversario de su recuperación los bautizaron como Mustafá y Elisenda. Él representa a un príncipe sarraceno de tez oscura, pareja de una princesa cristiana, y ella es la princesa de tez blanca.

Durante las fiestas de la Mercè de 1986 (24 de septiembre), patrona de Barcelona, se estrenó la copia de Mustafá y el mismo día del año siguiente, la de Elisenda. Desde entonces y hasta 2010, los gigantes viejos sólo habían salido para exposiciones de gigantes centenarios. A partir de ese año y coincidiendo con el 50 aniversario de su recuperación, se decidió que saldrían una vez al año para hacer su baile, justo después del Pregón de la Fiesta de san José Oriol, patrón del barrio del Pi.


Las figuras originales se encuentran guardadas en la Basílica de Santa María del Pi.




Nota: Informaciones extraídas de "Secrets de Barcelona", "gegantsdelpi.cat", y "Wikipedia.cat"

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Si quieres, deja un comentario. Te responderé a la mayor brevedad posible.
¡Gracias!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...